viernes, 30 de enero de 2009

25 años de lento crecimiento a tomar viento


No. No me estoy refiriendo a la crisis económica de la que, según los políticos, nosotros y nuestro precavido ahorro somos los culpables, y no ellos y sus sueldos astronómicos y totalmente inmerecidos. Me refiero a los muchos árboles -y más concretamente a los míos- que ha arrasado la madre naturaleza -madre no hay más que una, por suerte XD- el pasado fin de semana.
Aquí cuelgo la foto, a modo de epitafio, de uno de los caídos: cuatro pinos de más de 25 años que a estas horas ya se habrán convertido en banal e inerte leña. Me jode profundamente que pasen estas cosas. Cada vez que veo un incendio en las noticias pienso en la gran cantidad de tiempo que invierte la naturaleza en "construir" un bosque. Suerte que nuestra "madre verde" acostumbra a estar tranquilita y no pilla estos cabreos monumentales asiduamente.
Y estos cuatro despojos vegetales que quedaron desparramados por mi jardín no son nada comparado con los desastres que han acontecido en otras localidades, pero la desgracia ajena no quita la pena.
En fin, habrá que volver a empezar desde cero y confiar en que viva muchos años para poder volver a disfrutar de algo de sombra en mi jardín. De momento, igual ponemos una sombrilla, aunque no quiero ni pensar dónde hubiera ido a parar con el vendaval del otro día ;-)

P.D. Doy gracias a que, siendo calvo, nunca se me haya ocurrido ponerme un peluquín, o el sábado pasado se hubiera convertido en una nueva y peluda especie voladora ¿Alguien vió pasar alguno? XD

3 comentarios:

santi dijo...

lo curioso es oir a gente que dice "pues yo tengo 65 años y en la vida habia visto un... (vendaval,incendio,tormenta,nevada,calor,frio....) como este... y piensas..joder! es que nos ha tocado lo peor!....de hecho debe de ser cierto, pues este arbol desde luego llebava 25 años y nunca había vivido un vendaval como este..digo yo.

Heli dijo...

Han sido malos días para Ideafix. A pesar de la catástrofe reciente tiene pinta de ser un jardín estupendo!

Ramon Ramos dijo...

Antes el tiempo era quizás peor y más crudo, pero mucho más estable. Tanto los árboles como los animales crecían acostumbrándose a las inclemencias de la naturaleza de una manera gradual. Ahora las cosas van a saco: un día sol, al otro la hecatombe. Me temo que el tiempo está tan loco como nuestra sociedad, Santi ;-)

Y no sé, Heli, pero el jardín a quedado tan mustio que sólo nos queda confiar que la primavera lo vuelva a llenar de vida, aunque los caídos ya no volverán. Pero en fin, la vida continúa y yo soy lo bastante "joven" como para plantar un bosque entero... o a lo poco medio XD
Un abrazo a los dos ;-)